martes, 30 de enero de 2018

Dolor

El dolor te hace mas fuerte.
Los que han sufrido son mas sabios.
El padecer te hace mejor persona.
Y sin embargo las madres quitan obstáculos y advierten de peligros, no quieren que sus hijos sufran  y si así sucede se lamentan . Por algo será.
Por eso Estela, pese a haber tenido una vida feliz aprendió de los libros y de los buenos maestros a ser mejor persona, de sus profesores  el trabajo y la sabiduría, y de su familia la fuerza,. Aunque su vida no fue digna de una novela por no tener conflictos apareció en este cuento llevada por el viento de la contradicción.

jueves, 25 de enero de 2018

Poeta


El esculpió palabras, moldeó nombres, sedujo adverbios, coqueteó con verbos, y mientras la piedra dura de la literatura caía en sus manos, su cincel nos dejó poesía encendida, gritos de socorro, enunciados de solidaridad y amor por el mundo, en palabras claras y precisas, apenas adornos, un diálogo directo con la realidad.

lunes, 15 de enero de 2018

Magia cada cuatro años. Reseña del libro "Días Bisiestos"

El libro Días bisiestos escrito a dos manos por Ainhoa Gonzalez de Alaiza y Guille Blanc, de la editorial ExLibric,  es un compendio de relatos breves, en el que como su nombre indica todos los cuentos tienen algo relacionado con el 29 de febrero, ese día que solo se da cada cuatro años. En algunos es el día de la acción , en otros la fecha del nacimiento de la protagonista , pero en todos se nombra el 29 de febrero. Un día mágico , como algunos de los relatos en los que sucede algo sobrenatural, un demonio, una  aparición o un sueño de algo no vivido y que sucedió en un tiempo lejano.

 Los relatos se inician con uno titulado “29 que os den” que es algo complejo en cuanto a adjetivación y metáforas pero los siguientes relatos se desarrollan con un lenguaje más sencillo.

Los temas son muy variados, una herencia, un premio de lotería, , un despido, un cambio de personalidad por un suceso , una elación entre vecinos que incluye a un travesti, una casa con malos recuerdos, una relación familiar compleja, malos recuerdos de infancia y una historia de la guerra civil. 

En el libro, todos los relatos mantienen la intriga y dejan un poso agradable o de amarga sorpresa. Son descripciones de relaciones humanas con temas de actualidad, que crean polémica,  en los que se desarrolla el conflicto o se sugiere, y que mantienen la atención hasta el final.

Un ejemplar recomendable  para leer a sorbos , que incita a la reflexión.


lunes, 8 de enero de 2018

La luna

La luna, gris, árida, seca e inhabitable, a pesar de todo, ilumina con su luz plena  clara la primera noche del año, bañando tristezas y soledades, cánticos y felicitaciones, besos y bailes.
Lejana e impasible, redonda y austera nos llena de claridad la noche y hace que vuelen los sueños de plenitud.

Su reflejo henchido en la oscuridad del mar, nos recuerda que incluso los peores momentos tienen su luz poderosa,. Si uno se atreve a mirar su perfil verá la redondez perfecta de un astro, reflejo inanimado del sol. Testigo mudo en lo alto, soledad luminosa.

sábado, 23 de diciembre de 2017

Aun me faltan




Estoy sola en un bosque ¿Dónde están los niños? Yo tenía una clase, íbamos de excursión y han desparecido todos, tengo que buscarles, pero esta todo oscuro, tanta vegetación , y se me han perdido, oigo voces lejanas, serán mis alumnos entre los matorrales, ¡salid!, ¿donde estáis,? ¿os habéis escondido? No me hagáis esto, y sigue sonando la voz, no, es un pitido que suena muy fuerte hasta, que abro los ojos y es el despertador, tengo que levantarme que me toca médico, otra vez soñando con los niños, ocho años jubilada y aún se me pierden. Me tengo que vestir que llegaré tarde para que me miren la espalda, tanto agacharme con los niños a jugar durante treinta años y la espalda duele, duele más haberlos perdido, aún los sueño, aún me faltan, Ahora todo es distinto y busco en los nietos de las amigas un poco de lo que tenía, risas y llantos, juegos y emociones. Esas pesadillas, habré comido algo que me ha sentado mal, aún me faltan.

viernes, 1 de diciembre de 2017

Incendio

Llega del trabajo y se prepara la comida, una pechuga de pollo viuda a la plancha y una ensalada de lechuga sola, que deposita en una bandeja. Tiene la cabeza abotargada y apenas ganas de masticar . Enciende la televisión

Persiste la sequía para esta semana no se anuncian lluvias, habrá sol en toda la península, y siguen las temperaturas en ascenso que alcanzarán los 27 grados en la meseta, en Andalucía tendrán una  media de 30 grados y sol, Levante 33 grados Zona norte Asturias , Galicia y País Vasco 25, en Madrid alcanzaremos los 32 grados

Come despacio, de vez en cuando mira el teléfono, oye algunas notificaciones de Facebook de amigos que no conoce en persona que le envían mensajes que no lee, suda

Los pantanos están  bajo mínimos, el embalse de Luna no llega al 8 % de su capacidad

Piensa en sus amigos que hace tiempo que no ve, pero no le apetece llamar, acaba de comer desganada, le caen saladas gotas pringosas que se quita arrastrando la mano. por la frente.

Parece que el cambio climático ha llegado, sin embargo  hay países que no están dispuestos a tomar medidas al respecto, como EEUU que niega que sea causado por el hombre, y su presidente no está dispuesto a actuar en contra, y rechaza que el cambio climático  sea el causante de la ola de calor

No tiene planes para esta tarde, se tirará en el sofá y cogerá alguna novela de  fantasía para evadirse y soñar con mundos irreales hundida en los cojines. El teléfono sigue mudo. Otra tarde más de perderse en ensoñaciones, las paredes vacías de su casa la miran sordas.. Los muebles impersonales y con aristas le resultan monótonos.

En la zona norte se han producido varios incendios con diversos focos que han sido provocados por la mano del hombre. Debido a la falta de lluvias y el calor siguen sin sofocarse.

En un arrebato de calor, empapada en sudor, coge el teléfono caliente, abre el Facebook y busca entre los perfiles al primer hombre atractivo que ve, Luís Sanchez le parece bien

Hola, que haces?
Nada, mirando el telediario
Oye y a ti como te gusta besar?

Y entonces empieza su propio  incendio, hasta que se abre la puerta de la calle y entra su marido que ha adelantado su regreso del viaje a Nueva York. ¿Con quien hablas? Ante la insistencia de pitidos indicando un nuevo mensaje.